lunes, 24 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2347

La palabra «Pentateuco» viene de la lengua griega y significa «Libro de los cinco estuches»: Génesis, Éxodo, Números, Levítico y Deuteronomio. Estos libros son considerados como una sola unidad. Y se les llama la Torah o Ley. Se llamaba la Ley porque lo fundamental de estos libros era la ley de Moisés, dada por Dios en el monte Sinaí, es decir, las prescripciones que regulan la vida moral, social y religiosa del pueblo. Para nuestros ojos modernos, el rasgo más llamativo de esta legislación es su carácter religioso, la compenetración de lo sagrado y lo civil y cultural. Y este es el rasgo que quisieron dejar los autores.

Volver al Padre...

“Me levantaré e iré a mi padre y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti” (Lc 15,18).

domingo, 23 de julio de 2017

«El lado fácil de la gente difícil»... Un libro de César Lozano

Hoy traigo a colación un libro del Dr. César Lozano, «El lado fácil de la gente difícil», que más que un libro yo diría que estas páginas de César Lozano forman un manual en el cual el autor explica y brinda consejos para superar las carencias y aprender a respetar la opinión de los demás.

«El lado fácil de la gente difícil» es una buena guía para alejarse de la amargura para ser maravillosamente felices a pesar de la gente difícil que se encuentre en el camino o de lo difícil que uno mismo sea. Bien decía la beata Madre Inés: «¡No somos monedita de oro!»

El mismo autor dice que su libro constituye una gran herramienta para sobrellevar a personas envidiosas, soberbias, chismosas, a los vampiros emocionales, a los chantajistas sentimentales, difamadores y demás seres en peligro de no extinción. Y pregunta: «Tú, ¿has sido violento con un conocido o algún familiar por defender tu punto de vista? ¿Conoces a alguien que se comporta prepotente con sus compañeros de trabajo, sin detenerse en sus groserías? ¿Eres de las personas que insultan, hacen comentarios hirientes y, además, alardean de su mala educación? ¿Eres la típica persona le-pongo-peros-a-todo, vives con un hombre insoportable, no sabes qué hacer con un amigo insufrible?» No te preocupes más —dice el autor— este libro es para ti. Así, este manual se recomienda por sí solo y vale la pena leerlo.

Se trata de explicaciones francas que ayudan a superar diversas deficiencias en las relaciones con o entre gente difícil y de un conjunto de ejercicios para alejarse cuanto antes del club de los indeseables. Las páginas contienen emotivas lecciones de vida con frases «matonas» como las llama César, para no engancharse con amarguras y necedades, así como consejos invaluables para aprender a respetar la opinión de los demás.

El autor ha impartido conferencias y programas de capacitación a más de 20 millones de personas, que han obtenido valiosas herramientas para una superación personal con temas de Calidad en el Servicio, Liderazgo, Relaciones Humanas, Ventas y Actitudes Positivas, entre otros. Más de 2000 empresas e instituciones nacionales e internacionales avalan su experiencia. Recibió el galardón de «Mejor Conferencista Hispano del 2014» otorgado por la Asociación de Conferencistas Hispanos.


César Lozano,
"El lado fácil de la gente difícil",
Ed. Aguilar,
2013,
304 páginas.

«Masquerade»... Una hermosa suite de Khachaturian

Aram Ilich Jachaturián (1903–1978) es un compositor soviético de origen armenio de quien ya he publicado varias obras. Hoy quiero hablar de «Masquerade», la suite basada en una obra del autor ruso Mikhail Lermontov. Khachaturian compuso en 1941 la música escénica para la obra dramática de Mikhail Lermontov y en 1944 realizó una suite compuesta por cinco de sus números con el mismo título «Masquerade» Op.48. cuyo vals se ha hecho muy popular.

La obra representa la tragedia de una mujer que es asesinada por su marido sobre una falsa acusación de infidelidad. La historia comienza con un gran baile de disfraces con el famoso Vals que abre la suite orquestal. En esta fiesta la baronesa Schiller, que está secretamente enamorada del príncipe, le otorga un brazalete como muestra de su afecto. Como la baronesa está disfrazada por su máscara, el príncipe no sabe quién es, lo que le lleva a confiar en su conocido Arbenin, que buscará hasta encontrar a la mujer misteriosa que le dio el regalo.

Las cosas se complican cuando Arbenin llega a su casa y se da cuenta de que a su esposa, Nina, le falta un brazalete que se asemeja sospechosamente al que el príncipe poseía. Asegurando a su marido que ella probablemente perdió la pulsera descuidadamente en la mascarada, Nina visita la casa de la baronesa en busca de sus joyas extraviadas. Desafortunadamente ella encuentra al príncipe en lugar de otro y en un malentendido magnífico el príncipe está convencido que ella le dio la pulsera. Los chismes se diseminaron alrededor de la comunidad y alcanzan a un Arbenin furioso.

Enfurecido de que su esposa lo engañe, Arberin comienza a planear la venganza celosa de su esposa infiel. Mientras tanto, la baronesa se da cuenta de todo el lío y confiesa al príncipe que fue ella quien le dio la pulsera y que Nina es totalmente inocente. En el siguiente encuentro, el príncipe devuelve el brazalete a Nina y le advierte de la intensidad de la ira y desconfianza de su marido. Por supuesto Nina no lo toma en serio y más tarde, en la noche, cuando ella de repente cae gravemente enferma, su marido revela que envenenó el helado que le dio antes y que seguramente morirá. En la desesperación Nina trata de convencer a su marido que es inocente y que todo es un malentendido, pero finalmente es demasiado tarde, ella muere.

Sólo después, cuando ya está más calmado, Arbenin se da cuenta del error que ha cometido. Para aportar sal a la herida, el príncipe llega para confirmar que no hay relación entre Nina y él y le entrega a Arbenin una carta de la baronesa que lo explica todo.




Este video es del vals incial:

Cápsula Bíblica 2346

Todo el Antiguo Testamento podemos dividirlo en libros históricos, libros proféticos y libros doctrinales. Los judíos lo dividen así: a) La Ley o Torah: los primeros cinco libros. b) Los Profetas o Nebim: los libros proféticos. c) Los Escritos o Ketubim: los Salmos, Proverbios, Job, Cantar, Ruth, Lamentaciones, Cohelet, Esther, Daniel, Esdras y Crónicas.

El que vive reflexiona...

“Mejor es ir a casa de luto que a casa de banquete, porque aquél es el fin de todo hombre, y el que vive reflexiona” (Ecl 7,2).

sábado, 22 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2345

En el Antiguo Testamento, la Pascua conmemoraba el paso del ángel exterminador en Egipto. Se celebra entre el 14 y 15 de Nissán (Marzo; casi al final de invierno e inicio de la primavera). Se ofrecían las primicias del rebaño. Se sacrificaba un cordero, que debía ser perfecto, y que era sacrificado por el padre de familia. Con la sangre del cordero eran teñidos los postes y el dintel de la casa. La carne se comía asada, sin romper ningún hueso, de prisa, sin salir de casa. Si sobraba algo, debía ser quemado. Se comía además pan ácimo, es decir, sin levadura, sin aceite ni sal. Se hacía con harina nueva, y así se ofrecía a Dios la primera cosecha agrícola. (Cf. Ex 12,14; Lev 23,4-8; Num 28, 16-25). Para los católicos, nuestra Pascua es Cristo, enviado por el Padre para nuestra salvación.

El mundo tiene sed de Dios...

“Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre y nos basta” (Jn 14,8).

viernes, 21 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2344

La Iglesia siempre ha afirmado que la Biblia no es un libro meramente humano, sino que hay en ella un valor superior, por estar inspirada por Dios, y así lo ha declarado en cuatro grandes concilios: Florentino, Tridentino y Vaticano I y II. Por tanto, es una verdad de fe revelada, que hay que creer.

Envía, Señor, tu Espíritu a nuestras almas...

“Dicho esto sopló y les dijo: Reciban el Espíritu Santo” (Jn 20,22).

jueves, 20 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2343

No olvidemos que la Biblia no es un libro donde se pueda buscar y encontrar datos de la historia o geografía, o datos científicos del origen del Universo. Al autor sagrado no le interesa la verdad histórica o geográfica, sino una enseñanza religiosa sobre el sentido de la vida humana, en relación con Dios, a fin de que el hombre llegue a la salvación.

Maná del Cielo...

“Él, el Señor, te afligió, te hizo pasar hambre, y te alimentó con el maná, que no conocieron tus padres, para que aprendieras que no sólo de pan vive el hombre, sino de cuanto procede de la boca de Yahvé” (Dt 8,3).

miércoles, 19 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2342

El pueblo de Israel, que la Sagrada Escritura nos presenta como elegido por Dios para iniciar la carrera de la historia de nuestra salvación, era un pequeño pueblo, de poco interés para la historia de las grandes civilizaciones, como Egipto, Siria, Persia, Grecia y Roma. La historia de Israel no despertaba mucho interés; es uno de los tantos pequeños pueblos que habitaban la llanura de Canaán. Al inicio es sólo una familia nómada (Abraham) que buscaba un pedazo de tierra para vivir. A través del tiempo se desarrolló en doce pequeñas tribus, que se establecieron en Canaán (actual Palestina). Después de un período de permanencia en Egipto (esclavitud), volvió a su tierra, porque su posición geográfica (entre las dos potencias de Egipto y de Siria), no les favorecía. Padecieron invasiones de una y ahora de otra de las dos naciones. Fue víctima del poder de los persas, de los griegos y de Roma, llegando a ser una pequeña provincia del imperio romano.

Vida en Cristo...

“Por esto el Padre me ama, porque yo doy mi vida para tomarla de nuevo” (Jn 10,17).

martes, 18 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2341

Cuando en la Iglesia se habla e «Tradición», se quiere significar primeramente la Tradición apostólica, en la que y de la que nació el Nuevo Testamento y la Escritura cristiana. Tradición viva, es decir, que progresa en la Iglesia con la asistencia del Espíritu Santo. Toda la Iglesia constituye la Tradición viva y por ello toda la Iglesia contribuye a la correcta interpretación de la Escritura: los Padres, los fieles cristianos, los exegetas, el Magisterio. Éste último goza del carisma de la interpretación auténtica, bajo la guía del mismo Espíritu Santo que inspiró el texto sagrado. La Tradición tiene una función hermenéutica de guía y de norma, porque nos ofrece un horizonte de comprensión. Es como el lecho por el que corre el río de la Palabra de Dios y de su comprensión ininterrumpida.

Hambre y arrepentimiento

“Volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen pan en abundancia, y yo aquí me muero de hambre!” (Lc 15,17).

lunes, 17 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2340

Los libros proféticos de la Biblia, son un género de libros ardientes e inflamados, que narran la lucha por la fidelidad a Dios por parte de un pueblo que una y otra vez es sorprendido con las manos en la masa de su pecado y de su fracaso. Los profetas se convierten aquí en los grandes incitadores del pueblo de Dios para alcanzar el cambio. Ellos son los que mantienen la fidelidad a la Alianza, los creadores de la esperanza en el futuro. Son hombres inspirados que se adelantan a su tiempo y van creando, poco a poco, nuevas relaciones entre el Dios vivo e Israel, pueblo escogido.

Dar la vida con libertad y amor...

“A mí nadie me quita la vida, yo la doy porque quiero. Tengo poder para darla y poder para volver a tomarla. Tal es el mandato que del Padre he recibido” (Jn 10,18).

domingo, 16 de julio de 2017

«Dublineses»... Una brillante manera de acercarse a Joyce

Publicado hace ya más de 100 años, en 1914, «Dublineses» es uno de los libros de relatos más unitarios y perfectos alumbrados por un autor, James Joyce, nacido en Irlanda en 1882 y considerado uno de los representantes más destacados del llamado modernismo anglosajón. En «Dublineses», escrita a la edad de 32 años, Joyce realiza un importante ejercicio de observación de la gente de su ciudad. Él, que pasó la mayor parte de su vida adulta fuera de Irlanda, se toma muy en serio su deseo de recrear la vida y costumbres de la capital.

Pese a gravitar en su totalidad en torno a Dublín y sus personajes enmarcados en un periodo histórico muy concreto (el que habría de anteceder en breve a la independencia de la católica Irlanda respecto al protestante Reino Unido, y sobre todo Inglaterra), Joyce muestra en los quince cuentos que integran «Dublineses», una sensibilidad y penetración difícilmente igualables a la hora de captar la naturaleza humana en sus distintas edades y condiciones, así como en el laberinto de las relaciones personales y sociales. 

Las historias se escribieron en un momento en el que el nacionalismo irlandés estaba en su apogeo y dominaba en Irlanda la búsqueda de una identidad nacional, que se materializaría en la declaración de independencia de julio de 1921. Atrapado en una encrucijada de la historia y de la cultura, el país se encontraba sacudido por varias ideologías e influencias convergentes, y estos relatos ofrecen una visión de los conflictos, a menudo fútiles, que estas tensiones generaron en la vida diaria de la gente de Dublín.

Esta semana les invito a leer, este libro de una estructura impecable que parte de las primeras experiencias infantiles del autor, para ir recorriendo el arco de la existencia humana, y culmina en esa obra maestra que es el relato titulado «Los muertos» sin duda alguna una de las cumbres del género.



James Joyce,
"Dublineses",
Editorial Losada,
232 páginas.

«CONCIERTO DEL SUR»... Música para guitarra de Manuel M. Ponce

La música clásica mexicana es de una variedad insondable, entre ella están las obras del compositor mexicano con más grabaciones en la historia Manuel M. Ponce. El catálogo musical de este prolífico compositor es abundante y en especial en piezas cortas para guitarra.La figura del gran guitarrista español Andrés Segovia, su amigo, fue de capital importancia en el desarrollo profesional del compositor mexicano. Entre sus composiciones para este instrumento, Manuel tiene un estupendo concierto para llamado «Concierto del Sur». En él Ponce hace una orquestación diáfana que hace un perfecto marco para el instrumento solista, con una discreta sección de cuerdas, flauta, oboe, clarinete, fagot, timbales y un pandero (que se escucha solamente unos compases antes de que concluya la obra).  desde su estreno mismo tuvo una buena aceptación, no sólo en el ámbito musical mexicano, sino también en el extranjero.

Este domingo les invito a escuchar este «Concierto del Sur»  y gozar de un movimiento en forma sonata con dos temas de elegancia inusitada y una cadencia solista que explota el virtuosismo del intérprete y las posibilidades tímbricas y colorísticas de la guitarra. Desde el inicio del concierto, se ve moldeado claramente sobre el patrón rítmico de la sevillana, y a lo largo de toda la obra están presentes algunos elementos que pudieran remitirnos al barroco español, todo ello matizado aquí y allá con toques muy mexicanos. Una obra exquisita, de gran refinamiento musical y expresividad 

El segundo tiempo es, en palabras de Eduardo Contreras Soto, “una de las músicas más inspiradas de Ponce”, con toques exóticos que parecen venidos de la música árabe, pero que nos remiten más directamente a aquella Andalucía soñada por el autor. Cierra la partitura con un movimiento de gran vigor, con ambiente festivo y luminoso. Sin duda, Manuel M. Ponce es un compositor que continuamente sorprende. Prolífico y no repetitivo, llegó a inventarse estilos y maneras diversas de componer, siempre en pro de resultar novedoso y, a veces, innovador, su obra siempre suena original. Como este concierto.

El Concierto del sur fue estrenado por Andrés Segovia en Montevideo, el 14 de octubre de 1941, con el compositor dirigiendo la orquesta.



Cápsula Bíblica 2339

Los libros apócrifos que no entran en el Canon de la Iglesia son: Del Antiguo Testamento tenemos: Libros de Enoc, libro de los Jubileos o ―Pequeño génesis, 3 y 4 de los Macabeos, oración de Manasés o salmo penitencial, 3 y 4 libro de Esdras, Los Salmos de Salomón. Del Nuevo Testamento son: Evangelio de Tomás, Evangelio de los Hebreos, Evangelio de Pedro, Proto-evangelio de Santiago, La Asunción de María, Carta de Nuestro Señor a Abgar, Cartas Apostólicas, 3 carta de san Pablo a los Corintios.

La visión del Padre...

“No que alguno haya visto al Padre, sino sólo el que está en Dios, ése ha visto al Padre” (Jn 6,46).

sábado, 15 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2338

Ciertos libros religiosos, que la Iglesia no ha aceptado como inspirados, a pesar de que su contenido sea a veces semejante al de la Biblia reciben el nombre de «Apócrifos». La palabra apócrifo es griega y quiere decir «oculto, escondido». Tradicionalmente se les ha negado la inspiración y la canonicidad, porque la mayor parte de las iglesias no aceptaron su origen apostólico, ya que contenían hechos exagerados e imaginarios, y porque en algunos puntos no concordaban con la regla de la fe.
Fueron escritos entre finales del siglo II y el IV, aunque algunos de tales escritos tuvieron muchísima difusión durante la Edad Media.

El Buen Pastor...

“¿Quién habrá entre ustedes que, teniendo cien ovejas y habiendo perdido una de ellas, no deje las noventa y nueve en el desierto y vaya en busca de la perdida hasta que la halle?” (Lc 15,4).

viernes, 14 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2337

La carta a los Filipenses, es una carta verdadera y personal de san Pablo, llena de atenciones y de delicadeza, que envió desde la prisión a la comunidad que siempre se había preocupado más por él. Más de una vez san Pablo había contado con su ayuda material, manifestando así la confianza que tenía en ellos. Para evitar cualquier suspicacia de interés personal, casi siempre prefería ganarse la vida trabajando y dedicándose totalmente a su misión, pero es un hombre agradecido y que se deja ayudar.

Amar es cumplir los mandamientos...

“Si me aman, guardarán mis mandamientos” (Jn 14,15).

jueves, 13 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2336

Las Cartas de San Pablo, mantienen viva la herencia del Apóstol de las Gentes, dado que había corrientes que querían una especie de vuelta al judaísmo. Estos escritos defienden el carácter genuino del Evangelio, para que no se diluyese en una especie de intimismo esotérico y sectario, que evadía los problemas del mundo, en busca de pura interioridad espiritual, y con una visión dualista del mundo (maniqueísmo). Nos dan las pautas sobre la organización de la Iglesia, con las funciones de los varios ministerios y aportan unas reglas de vida para la fe de la comunidad: la fe verdadera es la que enseñaron los apóstoles, y fue transmitida en los inicios; los ministros deben mantener intacto el depósito de la fe recibido por los apóstoles; los creyentes crecerán en la fe, no pronunciando discursos inútiles, sino guardando la unidad con los apóstoles y poniendo en práctica la bondad que Cristo enseñó.

La Divina Providencia...

“Miren cómo las aves del cielo no siembran, ni siegan, ni encierran en graneros, y su Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes más que ellas?” (Mt 6,26).

miércoles, 12 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2335


Las cartas de Pedro, en el Nuevo Testamento de la Escritura, tiene numerosos puntos de contacto tanto con la carta de Santiago como con las de Pablo. Al final nos informa que el redactor fue Silvano, o Silas, uno de los responsables de la Iglesia de Jerusalén que luego acompañó a Pablo en sus misiones. Con eso nos confirma la unidad de la fe desde los comienzos de la Iglesia; Pedro, Santiago y Pablo eran los testigos incontestables de Cristo que, lejos de enseñar versiones diferentes del Evangelio, inspiraban una predicación común del misterio cristiano a partir de datos intocables que ya se llamaban ―la Tradición o ―la Doctrina.

Danos siempre de ese pan...

“Le dijeron, pues, ellos: Señor, danos siempre ese pan” (Jn 6,34).

martes, 11 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2334

Actualizar la Escritura es hacerla presente, viva y eficaz en la vida diaria de los hombres y en las situaciones simples o complejas de las sociedades humanas. En el último capítulo de la Dei Verbum existen textos que hacen referencia a esta actualización: “Y en las Palabras de los Apóstoles y de los Profetas hace resonar la voz del Espíritu Santo...En los Libros sagrados, el Padre, que está en el cielo, sale amorosamente al encuentro de sus hijos para conversar con ellos” (n. 21). El uso del presente (―hace resonar, sale amorosamente‖) muestra que la Palabra de Dios es viva en el hoy de la historia y posee carga actualizante de gran magnitud. La misma Constitución del Vaticano II nos brinda la finalidad de la actualización: “De modo que se multipliquen los ministros de la Palabra capaces de ofrecer al pueblo de Dios el alimento de la Escritura, que alumbre el entendimiento, confirme la voluntad, encienda el corazón en amor a Dios” (Dei Verbum, n. 26).

Las preocupaciones no solucionan nada...

“¿Quién de ustedes con sus preocupaciones puede añadir a su estatura un solo codo?” (Mt 6,27).

lunes, 10 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2333

No dejes de leer la Biblia cada día, de meditarla, de buscar hacerla vida. No encontraremos mejor guía que el mismo Dios que nos habla. Él ha querido invitarnos a relacionarnos con Él en su Palabra porque nos ama y es el primero que se alegra de que estemos un poco más cerca de Él.

Hacer comunidad...


“Al día siguiente, otra vez hallándose Juan con dos de sus discípulos” (Jn 1,35).

domingo, 9 de julio de 2017

«UN MUNDO DESBOCADO»... Los efectos de la globalización por Anthony Giddens

Definitivamente que nos ha tocado vivir un periodo crucial de transición histórica en el que los cambios que nos afectan no se reducen a una zona concreta del globo, sino que se extienden prácticamente a todas partes en la llamada era de la «globalización». Este es un tema del que, como sacerdote misionero, no me siento nada ajeno y procuro leer bastante al respecto. Sobre todo, para comprender todo esto, me han servido muchos los conceptos que en torno a la «modernidad líquida» conjuga Zigmunt Bauman en su obra, y ahora, en días recientes, me he topado con esta pequeña obra del sociólogo británico Anthony Giddens, que enriquece la visión sobre el mundo actual. Giddens es el teórico social contemporáneo más importante de Gran Bretaña y uno de los más influyentes del mundo. Un libro editado en el año 2000, pero que como profeta, retrata tal cual el mundo que estamos viviendo hoy.

Este libro se ocupa, en un espacio de solo 95 páginas, de dar una visión muy completa de lo que es el cambio global y de sus efectos en nuestras vidas. ¡Me lo leí de un jalón! Giddens nos muestra un mundo desbocado, fuera de nuestro control, que introduce nuevas formas de riesgo e incertidumbre pero que, al mismo tiempo, incorpora algunios cambios positivos que están liberando a la mujer, extendiendo la democracia y creando nueva riqueza. Pero el autor con esta doble visión de lo positivo y lo negativo, nos abre los ojos antes este sistema nuevo que engloba al mundo como nuestra casa común. Anthony habla tan claro como cuando dice esto: «La globalización lleva consigo cambios culturales locales, margina a las minorías, ayuda más a los ricos. En lugar de una aldea global, alguien podría decir, esto parece más un saqueo global».

Giddens analiza los cambios de época a lo largo de cinco apasionantes capítulos: Globalización; Riesgo; Tradición; Familia y Democracia; que constituyen una aportación fundamental al intenso debate que existe hasta hoy en torno a la globalización y sus consecuencias. Ciertamente nunca seremos capaces de ser los amos de nuestra historia, el dueño es Dios, el Creador, pero ha puesto este mundo en nuestras manos, de tal manera que podemos y debemos encontrar la manera de controlar las riendas de este mundo desbocado. 



Anthony Giddens,
"Un mundo desbocado",
Ed. Taurus,
Madrid 2000,
117 páginas.

El «Sexteto en Si bemol menor, Opus 63»... del compositor ruso Lyapounov

Siempre habrá, en el catálogo de los compositors, algunos de ellos con los que en determinado momento nos topemos por primera vez. Esto me sucede ahora con Serguéi Mijáilovich Lyapunov, un compositor ruso que acabo de escuchar. Lyapunov nació en 30 de noviembre de 1859 en la Rusia de aquellos años y murió en París el 8 de noviembre de 1924. Fue compositor y pianista.

A los ocho años, tras la muerte de su padre, se trasladó junto con su madre y sus dos hermanos, Aleksandr y Borís, a Nizhni Nóvgorod. Allí fue a la escuela y también recibió clases en la nueva escuela de la Sociedad Musical Rusa. Por recomendación de Nikolái Rubinstein, el Director del Conservatorio de Moscú, ingresó en esta institución en 1878. Se graduó en 1883, atraído por los elementos nacionalistas en la música de la Nueva Escuela Rusa. Fue a San Petersburgo en 1885 para encontrar a Mili Balákirev, y se convirtió en el miembro más importante de su último grupo de amistades. Balákirev, tomó a Lyapunov bajo su protección y supervisó sus primeras composiciones meticulosamente. La influencia de Balákirev se convirtió así en la influencia dominante en su vida creativa

Sergey sucedió a Nikolái Rimski-Kórsakov como director asistente de música en la Capilla Imperial, y se convirtió en el director de la Escuela Libre de Música y, a continuación, en su presidente, además de ser nombrado profesor del Conservatorio de San Petersburgo en 1911. Después de la Revolución rusa, emigró a París en 1923 y dirigió una escuela de música para inmigrantes rusos, pero murió de un ataque al corazón al año siguiente. Lyapunov disfrutó de una exitosa carrera como pianista. Realizó varias giras por Europa occidental, incluyendo una por Alemania y Austria en 1910-1911. Desde 1904 también actuó como director de orquesta, siendo invitado a subir al podio en Berlín y Leipzig en 19074

Hoy comparto con ustedes su «Sexteto en Si bemol menor, Opus 63», que me parece, sencillamente... ¡fenomenal! Ya luego hablaré de sus sinfonías que, por lo poco que he escuchado, son sensacionales.

El «Sexteto en Si bemol menor, Opus 63» se compone de cuatro partes que cautivan el oído:

Allegro maestoso
Scherzo : Allegro vivace
Nocturne : Lento ma non troppo
Finale : Allegro risoluto

Cápsula Bíblica 2332

Cuando leamos la carta a los Romanos, es importante orar por nuestros hermanos protestantes, ya que se sabe que Lutero maduró la Reforma partiendo de esta epístola. No se equivocaba, advirtiendo en ella la condenación de una Iglesia instalada en el mundo, en la que la fe se había degradado a menudo en prácticas ajenas a la fe que salva. La cristiandad de la Edad Media que él vivió, era un pueblo parecido al de Israel. Eran cristianos de nacimiento y así permanecían; eran creyentes, pero como en cualquier otra cultura pensaban salvarse mediante los ritos religiosos y las prácticas de las buenas obras que merecen el cielo. Lutero estudió esto pero desgraciadamente desvió su camino causando una división que perdura hasta nuestros días. Roguemos al Señor que nos alcance la unidad.

Acrecentar las gracias de Dios...

“Y poderoso es Dios para acrecentar en ustedes todo género de gracias, para que teniendo siempre y en todo lo bastante, abunden en toda buena obra” (2 Cor 9,8).

sábado, 8 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2331

Las cartas de Santiago, la primera y segunda de Pedro y la de Judas, en el Nuevo testamento, se llaman «Cartas Católicas», porque católico significa universal. Mientras las cartas de san Pablo, tienen por destinatario una iglesia particular y su contenido trata de temas aplicables especialmente a esa comunidad, estas otras cartas no tienen un destinatario particular; son dirigidas a todas las iglesias; su mismo contenido también es universal, referido para todos.

La lógica de Dios...

“El que se ensalce será humillado, y el que se humille será ensalzado” (Mt 23,12).

viernes, 7 de julio de 2017

Cápsula Bíblica 2330

Leyendo la Sagrada Escritura, en el Nuevo Testamento, desde los Hechos de los Apóstoles, vemos como claramente San Pablo ha sido, es y será el gran apóstol de Cristo. Toda la teología le debe a él sus reflexiones y sus principales puntos doctrinales. Pablo de Tarso es un monumento a la gracia de Dios. Él nos demuestra cómo Dios no destruye nuestra naturaleza humana, sino que la eleva, la transforma, respetando nuestro temperamento y propia idiosincrasia. Dios se sirvió de san Pablo para sistematizar la doctrina de Cristo. Cristo no dejó nada escrito, simplemente habló y obró. Pero dejó a sus apóstoles la tarea de anunciar, de palabra o por escrito, su mensaje de salvación.

El envío...

“Les dijo otra vez: La paz sea con ustedes. Como me envió mi Padre, así los envío yo” (Jn 20,21).